máquina registradora

Derechos de imagen de stock.xchng

Es posible que hayáis oido hablar del modelo AIDA (atención, interés, deseo, acción), o incluso del embudo (funnel) de conversión .

Pues bien, son modelos incompletos. Avisados estáis (aunque bueno, también es de esperar que el AIDA estuviera un poquillo viejo por eso de que se usa desde los años 60).

Bueno, vamos a explicarlo muy sencillo: el funnel o embudo es simplemente cuantificar de una manera muy visual cuantas personas van avanzando en el proceso de una compra, cuantas compran al final, y cuantas (y donde) se van cayendo. Es algo que se hace mucho en comercio electrónico por la facilidad de medir todos estos datos. Pero bueno, para que lo entendáis mejor:

embudo

Derechos de imagen de Ricardo Tayar

Fácil, ¿no? En el ejemplo anterior, por ejemplo, supondría que de 100 personas que entran en, por ejemplo una web, 32 visitan una página de producto, de esos 19 lo meten en el carrito, y finalmente 7 lo compran.

Tener esta información es importantísimo porque nos permite saber datos esenciales para comprobar si nuestro negocio es fiable o no. Por ejemplo:

Visitas x Conversión x Importe pedido medio = Ventas totales

Número de visitantes necesarios para hacer 1 venta x Coste por visita < margen pedido medio = Ganas pasta

Número de visitantes necesarios para hacer 1 venta x Coste por visita > margen  pedido medio = Pierdes pasta

Es decir, si me visitan 100.000 personas y me compra un 1% me compran 1000, si de esas cada una se gasta de media 30€ pues ingreso 30.000€

Pero si para traer a cada visitante le pago a google 0,20€, significa que tengo que pagar 20€ para hacer una venta. Si el pedido medio son 30€ pero mi margen son 10€, pierdo 10€, porque los 20€ de atraer al cliente se han comido todos los beneficios.

Vale, pero esto es solo el principio… Porque como recordareis, es un modelo incompleto. Es decir, después de que compre el cliente, hay que seguir midiendo unas cosas muy importantes.

Y de eso es de lo que se ocupa el modelo de doble funnel o doble embudo de conversión.

Parte II aquí

Anuncios